Impacto humano en el Parque Nacional Monfragüe

Ruta didáctica Parque Nacional Monfragüe

Creado por Beatriz Castro Ruiz y Daniel Comes Martínez, alumnos de 4º de Biología por la Universidad de Valencia. Marzo 2018.

Bienvenidos/as

Escrito por impactohumanomonfrague 14-03-2018 en Bienvenidos y bienvenidas. Comentarios (0)

Bienvenidos/as a nuestro blog sobre el impacto humano y las consecuencias de las actividades antropogénicas en el Parque Nacional de Monfragüe en Cáceres, España. Blog realizo por los estudiantes Beatriz Castro Ruiz y Daniel Comes Martínez de 4º de Biología (Universitat de València) en Marzo de 2018. En el margen derecho podéis encontrar los diferentes apartados (categorías) que se han estudiado en el Parque: -->




Problemática por sobrepoblación de ciervos y otras especies

Escrito por impactohumanomonfrague 13-03-2018 en Sobrepoblación ciervos. Comentarios (0)


Se da a lo largo de todo el parque, aunque lo podemos encontrar en un ejemplo en:

Ramoneo de jaras por sobrepoblación de ciervos y otros animales 39 50 55.7 N, 06 01 45.7 O.


Las poblaciones de ciervos sobrepasan el número de individuos óptimo para el área del Parque Nacional de Monfragüe. Este problema ocasiona que se observe la destrucción de la vegetación por exceso de ramoneo por parte de una sobrepoblación de ciervos, que deja, en ocasiones, paisajes desoladores y ecosistemas muy degradados. Uno de los argumentos más contundentes para permitir el control poblacional en Monfragüe es el gran problema que presenta el jabalí, ya que el 25% es portador de la tuberculosis y supone un grave peligro. Pero los ecologistas advierten que en la celebración de monterías apenas «se le tira», sino que los cazadores esperan al venado, el que tiene trofeo.

Se realizaron una serie de itinerarios a lo largo del Parque Nacional de Monfragüe para determinar el estado de las poblaciones de ciervos, así como los posibles efectos que tienen sobre el ecosistema.



En cuanto al estado de las poblaciones de ciervo presentes en las diferentes zonas, se utilizó la información recogida durante las diferentes acciones cinegéticas y controles poblacionales valorando el grado de envejecimiento medido a través de las estructuras dentales, la fenología reproductiva, el tamaño de la cuerna y las cargas parasitarias.



Se ha dividido el Parque Natural en diversas zonas, las cuales presentan unas características diferentes en función de la capacidad de carga del ecosistema, el impacto sobre la vegetación generada por los ungulados y el estado y densidad de las poblaciones de ciervo.

Zona 1: poblaciones en equilibrio, las cuales las densidades de ciervos presentes no superan la capacidad de carga del
ecosistema. Observándose un impacto moderado sobre la vegetación y poblaciones de con individuos en un estado óptimo, con una proporción de sexos dentro de los valores deseables (entre 1 y 1.5 hembras por cada macho)

Zona 2: fincas en las que la densidad de ciervos se encuentra cerca de los límites de la capacidad de carga del ecosistema. Se observa un impacto sobre las comunidades vegetales medio y las poblaciones se mantienen en niveles aceptables de calidad.

Zona 3: zonas en las que la presión sobre las comunidades vegetales por parte de los ungulados elevada. En estas zonas los ciervos suelen presentar una calidad baja como respuesta a un medio en el que se ha superado la capacidad de carga del ecosistema.

Zona 4: zonas en las que se observa un fuerte impacto sobre la comunidad vegetal. Las poblaciones de ciervo muestran
un claro deterioro como consecuencia de ecosistemas empobrecidos que no son capaces de soportar las densidades de ungulados.



Se presenta una tabla-resumen de las características de las diferentes zonas analizadas. Podemos ver la capacidad de carga del medio medida como la densidad de ciervos máxima admisible que permite la regeneración del medio. Además, se registra la sex ratio de las poblaciones, que nos permitirá valorar las proporciones de machos y hembras. La superficie de cada una de las subzonas que se encuentra dentro del Parque Nacional de Monfragüe y la estima de machos y hembras deben ser capturados en los controles poblacionales


Jabalíes en Monfragüe

A lo largo de 25 visitas al Parque Nacional entre mayo y septiembre de 2017, se han llevado a cabo capturas y marcaje de jabalíes en 4 zonas del Parque: Alisar de Navacalera, Corchuelas, Cansinas de la Junta y Lugar Nuevo. Se realizó un análisis sanitario para caracterizar los posibles desplazamientos de las poblaciones de jabalí procedentes de otras zonas públicas del Parque Nacional. Los resultados de la distribución de estos animales son los siguientes:

La población marcada es joven (casi todos los casos individuos de menos de 1 año) y no se cree que refleje la edad media poblacional (individuos jóvenes son más susceptibles de caer en las trampas). En total, 24 animales fueron recapturas al menos una vez y algunos
hasta 4 veces.


Hasta el momento, han sido reportados un total de 3 avistamientos de animales
marcados por territorios del Parque. Todos los animales avistados se encontraban en zonas diferentes a las que fueron marcados inicialmente.

Entre marzo y septiembre se llevaron a cabo una serie de acciones de control poblacional de jabalíes en distintas zonas de titularidad pública del Parque Nacional, por parte de personal cualificado. Las zonas de control poblacional fueron Alisar de
Navacalera, Cansinas de la Junta, Umbría de Corchuelas y Lugar Nuevo.

Según el periódico digital “Eldiario”, la caza comercial vuelve a cercar el Parque Nacional de Monfragüe (22/10/2017).

La caza comercial vuelve a cercar al Parque Nacional de Monfragüe. La última propuesta que baraja la Junta de Extremadura para reducir su población de venados es permitir la caza de 114 ciervos macho: el único trofeo atractivo para los cazadores por ser los únicos que lucen cornamenta. El año pasado no se permitía la caza y por tanto no se cazó ningún ejemplar.

El Plan de Acción Selectiva se utiliza para rebajar el número de ciervos en el entorno natural. La superpoblación afecta a la calidad del desarrollo la especie y a la vegetación (también de gran valor ecológico) del espacio protegido. Sin embargo, la mayoría de los ejemplares, y de los que depende la potencia reproductiva, son hembras. La proporción entre ambos sexos llega hasta un 6 a uno a favor de las ciervas, según los propios cálculos del Gobierno regional, encargado de gestionar Monfragüe.

El documento elaborado por la empresa Iungulados para el Gobierno calcula que durante esta temporada se deberían eliminar 777 hembras, un tercio de las "disponibles" y entorno al 15% de los machos. Algunas organizaciones ecologistas ven en este cambio una vía para que se puedan organizar monterías atractivas para las empresas gestoras de cotos de caza.

Lo cierto es que del cupo cero de 2016 a los 114 de 2017 hay un salto importante. Más si se tiene en cuenta que, desde 2007, los machos cazados con autorización especial ya fueran por ser juveniles o defectuosos, habían sumado 641. Para esta campaña, el informe de lungulados no pide filtro ninguno para los machos: ni edad ni características. Además, asegura que "el 72% de las poblaciones de venados se encontraban en un estado de calidad bajo o muy bajo, según los indicadores descritos. Únicamente el 14% de las fincas analizadas tenían ciervos en estado óptimo".

El hecho de que se elija el método de la montería, un acoso a las reses mediante jaurías -las rehalas- que dirigen las presas a los puestos de tiro de los cazadores también merece críticas de los ecologistas. No deja de ser un episodio agresivo para el entorno con docenas de animales corriendo por zonas de alto valor ambiental. También la Junta ha admitido en años anteriores que "deben iniciarse acciones de control mediante capturaderos o sistemas similares que sustituyan a las acciones cinegéticas en áreas de uso público eliminando totalmente de éstas el ruido de tiros y rehalas de perros". Pero varias fincas privadas están parcialmente dentro del parque de Monfragüe.

Según el periódico digital “Hoy”, Europa avala la caza en Monfragüe por su papel en la conservación del medio (16/02/2018).

La Comisión Europea considera que la caza sostenible «puede ser una herramienta para ayudar a lograr los objetivos de conservación de la Red Natura 2000». Con estas palabras se refiere al caso concreto del Parque Nacional de Monfragüe, en la provincia de Cáceres.

Añaden que «el ciervo común 'Cervus elaphus' no es una especie cuya conservación en la Unión constituya motivo de preocupación ni está protegida en virtud de la directiva sobre hábitats de la UE. Por lo tanto, la designación de los lugares Natura 2000 no tenían por objeto la conservación de este cérvido, cuyo manejo y caza es un asunto de competencia nacional». 

El Parque tiene en estos momentos un exceso de en torno a los 1.000 ciervos y casi 4.000 jabalíes, lo que causa altas prevalencias de tuberculosis y problemas graves para la flora de la zona.



Referencias bibliográficas:

- Propuesta para el Plan de Acción Selectiva del Parque Nacional de Monfragüe. Valoración del estado de las poblaciones de ciervo del Parque Nacional de Monfragüe; Noticia eldiario.es https://www.eldiario.es/sociedad/comercial-vuelve-Parque-Nacional-Monfrague_0_699230827.html

- Noticia periódico Hoy http://www.hoy.es/deportes/mas-deportes/caza-federada/europa-avala-caza-20180216002440-ntvo.html

- Centro de Interpretación de la Naturaleza del Parque Nacional Monfragüe



Presa y embalse Torrejón-Tiétar

Escrito por impactohumanomonfrague 13-03-2018 en Presa y embalse. Comentarios (0)


Localización: 39 50 13.78 N, 05 59 28.05 O.

La comarca se encuentra en la cuenca hidrográfica del Tajo y su principal cauce fluvial es el Río Tajo. Su paso por la comarca está condicionado por un fuerte factor estructural, por dirección del conjunto de pliegues y fallas, y por los fenómenos de erosión diferencial sobre los distintos tipos de sustrato por donde discurre: cuarcitas y pizarras en las zonas serranas, los materiales del Alogrupo Domo Extremeño en las zonas de penillanura o sobre los sedimentos terciarios y cuaternarios que los cubren.

El río Tajo, espina dorsal del Parque Nacional de Monfragüe, se encuentra actualmente embalsado por el vaso de Alcántara, y embalse de Torrejón-Tiétar y la presa de Arrocampo. Discurre encajonado por las sierras, para cambiar bruscamente de dirección y atravesar ortogonalmente la cadena montañosa aprovechando las fallas que compartimentaron las sierras y originando a su paso impresionantes paredes verticales. (Vegetación del Parque Nacional de Monfragüe y su área socioeconómica de Influencia. (Belmonte, 2008).

Junto al Tajo, que lleva agua regularmente todo el año, existen numerosos arroyos tributarios que conservan sus cauces en estado natural sin retención alguna y que están sometidos a un marcado régimen estacional, desapareciendo casi por completo durante el estiaje. Merecen destacarse los siguientes: Arroyo de la Vid, Arroyo de Barbaón, Arroyo del Aguijón, Arroyo Malvecino, etc.


Como se observa en la tabla anterior, la calidad de las aguas en esta estación de control es, en general, buena. Sin embargo, son evidentes algunos efectos de contaminación, producidos por los plaguicidas, que superan los niveles recomendados.

La Presa de Torrejón-Tiétar fue construida sobre el cauce del río Tiétar en el 1966, en el término municipal de Serradilla y Toril, dentro del Parque Natural de Monfragüe. Con una altura desde cimientos de 34 m y una longitud de coronación de 230 m. Su cuenca tiene una superficie de 4.436 km2 y una aportación media anual de 1734 hm3.

La formación de la presa en esta localización a concedido algunas ventajas al medio como: Incremento de especies de paso, suavización de las temperaturas, recarga de acuíferos, incremento de especies asociadas a las grandes masas de agua, generación de empleo, reducción emisiones CO2 y eficiencia energética

Por otro lado, también ha causado una serie de alteraciones: escasa o nula dilución de vertidos, embalse sensible a los problemas de contaminación, favorece procesos anaerobios, efecto barrera, cambios de nivel que afectan a las puestas y crías de peces, anfibios y aves acuáticas y sus depredadores, aceleración los procesos de erosión de márgenes, pérdida de suelos, modificación del régimen de caudales natural, alteración total de la vegetación de ribera.

Algunos datos sobre la presa:



Referencias bibliográficas:

- Estudio socioeconómico de Monfragüe y su entorno ADEME. Gobierno de Extremadura http://observatorio.dip-caceres.es/Observatorio2/documentosPDF/Estudios%20recientes/13-EDL%20ADEME%20FINAL.pdf

- Centro de Interpretación de la Naturaleza del Parque Nacional Monfragüe



Siluros en Monfragüe

Escrito por impactohumanomonfrague 13-03-2018 en Siluros. Comentarios (0)


Podemos encontrar esta especie de pez a lo largo del río y los embalses, no obstante, está mas presente en las siguientes zonas identificadas de color azul sobre el mapa:


De izquierda a derecha en el mapa:

Zona 1 → 39 49 56.14 N, 06 1 47.85 O

Zona 2 → 39 50 37.04 N, 05 57 46.04 O

Zona 3 → 39 51 43.55 N, 05 57 2.55 O

Silurus glanis es un pez perteneciente a la familia Siluridae, es natural del este de Europa y el oeste de Asia, aunque actualmente ha sido se encuentra en otros siete países en los que ha sido introducido.




Es el pez de mayor talla de agua dulce en Europa y puede alcanzar hasta los 2,5 m. Tiene morfología alargada comprimida lateralmente en la parte posterior del cuerpo y la cabeza es ancha y aplanada dorso-ventralmente. No posee ojos ni escamas, pero sí presenta una capa de mucosidad que envuelve su cuerpo. Su coloración dorsal es negruzca verdosa y la ventral es de blancuzca.

Vive en aguas dulces, preferentemente profundas, con poca corriente y turbias de tramos bajos de ríos o lagunas y descansa sobre zonas con vegetación acuática densa. Es tolerante a los bajos niveles de O2 y a la contaminación. Presenta una alimentación oportunista, es un depredador voraz y agresivo que a lo largo del crecimiento modifica su régimen alimentario; en la fase postlarval la dieta es planctófaga, en la fase juvenil se centra en invertebrados y en la adulta sobre todo en peces y cangrejos, aunque se puede alimentar de ranas, roedores y aves acuáticas de forma ocasional. Cabe destacar la dominancia en biomasa de las especies invasoras en la dieta de los siluros estudiados, debida a la propia abundancia de éstas.

El impacto ecológico del siluro sobre la biota nativa es todavía poco conocido. Es probable un impacto considerable en los ciprínidos (familia de peces teleósteos) autóctonos de la península. La abundancia de aves acuáticas, especialmente las anátidas, es significativamente menor en embalses con siluros, lo que sugiere un impacto ecológico directo o bien que las aves han aprendido a evitar las zonas donde se ha introducido esta especie.

En la península ibérica fue introducido por primera vez en el año 1974 en el río Segre, cuenca del Ebro, y más tarde en otros tramos de ríos como el Tajo y en embalses como el de Mequinenza o el de Riba-roja. Actualmente está representado en todo el paisaje peninsular.

Actualmente, la IUCN (2008) lo clasifica como especie de preocupación menor LC, y está considerada como objeto de pesca en España, como la mayor parte de los peces introducidos: una vez se pescan ejemplares de siluro no se pueden retornar al agua y es obligatorio su sacrificio. Según la Resolución de 9 de abril de 2007, del Consejero, se permite, sometido a autorización, el ejercicio de la pesca en el Parque Nacional de Monfragüe para la erradicación de especies exóticas. Por su parte, el Decreto 186/2005, de 26 de julio, por el que se aprueba el Plan de Ordenación de los Recursos naturales del Parque Natural de Monfragüe y su Área de Influencia Socioeconómica establece, entre otras obligaciones, la de “eliminar progresivamente las especies ajenas a la fauna silvestre autóctona”. Se especifica que se debe llevar a cabo: la programación del ejercicio de la pesca en el Parque Nacional de Monfragüe para la erradicación de especies exóticas, sometiendo a autorización la realización de dicha actividad y la determinación de las especies alóctonas cuya pesca sea autorizable. Asimismo, la autorización establecerá la obligación de devolver a las aguas, inmediatamente después de su captura, aquellas especies autóctonas que se determinen.



Referencias bibliográficas:

- PORN Monfragüe http://extremambiente.juntaex.es/files/Decreto186_2005PORN%20Monfrague.pdf

- Ley 1/2007, de 2 de marzo, de declaración del Parque Nacional de Monfragüe https://www.boe.es/buscar/doc.php?id=BOE-A-2007-4461

- CSIC: Vertebrados ibéricos http://www.vertebradosibericos.org/peces/silgla.html

- Centro de Interpretación de la Naturaleza del Parque Nacional Monfragüe

Fuentes El Alisar y Tres Caños

Escrito por impactohumanomonfrague 13-03-2018 en Fuentes. Comentarios (0)




Fuente Alisar: 39 50 50.9 N, 06 00 52.6 O.

Fuente Los Tres Caños: 39 50 51.0 N, 06 00 33.5 O.

Dentro del Parque Nacional de Monfragüe encontramos la denominada ruta amarilla, se trata de una ruta a pie que transcurre por zonas diversas y agradables, como pequeñas huertas o algunos retazos de dehesa y matorral, además de fuentes cubiertas de fresnos y alisos. Al fondo discurre el río Tiétar. Llega hasta la denominada presa de los Saltos de Torrejón, donde podemos disfrutar del mirador de la Tajadilla.

Dentro de esta ruta, en 2 puntos concretos, nos encontramos con la fuente el Alisar y la fuente Tres Caños. Se tratan de fuentes de agua no potable instauradas en diversos puntos de la ruta amarilla del Parque. Se suelen encontrar en zonas de sombra ya que se dedican a zonas de descanso con merenderos y miradores. Suponen una parada agradable para las personas que transitan esta ruta.

 No obstante, podrían suponer un problema para algunos animales presentes en la zona ya que, al ser zona de paso y descanso de personas, éstas pueden perturbar el hábitat o el comportamiento de los animales; además, la presencia de mesas y lugares adaptados tiene como consecuencia la pérdida de espacio para el desarrollo de la fauna y la flora. Por otra parte, la cabecera de la fuente suele albergar agua con niveles de eutrofización (agua estancada) con los problemas que ello conlleva.

Si se llegara a un caso extremo de eutrofización, provocado por la gran cantidad de nutrientes (nitratos y fosfatos principalmente), estimularia el crecimiento de fitoplancton, lo que provoca la pérdida de transparencia del agua (que disminuye la fotosíntesis por la falta de luz) y aumenta así la descomposición de la materia orgánica. Todo a su vez, hace que disminuya la concentración de oxígeno (O2). Esta disminución de oxígeno va a provocar la muerte de organismos aerobios. Si no hay oxígeno se incrementan las fermentaciones y como resultado se desprenden gases tóxicos como el metano (CH4) y el amoníaco (NH3), SH2, etc. Todo esto conduce a una degradación del medio acuático y a la disminución significativa de la calidad de vida de los seres que lo habitan.

Sin embargo, en ellas se pueden encontrar diversas especies amenazadas de anfibios como ranas, gallipatos, sapos o salamandras, los cuales habitan y son vitales para los ecosistemas ya que se alimentan de multitud de insectos que podrían llegar a formar plagas y a su vez sirven de alimento para otros seres vivos como reptiles o aves. Sin embargo, se han visto amenazados por la pérdida de hábitat, la contaminación, enfermedades y sobre todo la disminución de la pluviosidad. Para ayudar a la conservación nos encontramos con este tipo de fuentes, que se compenetran con las charcas y lagunas someras para servir de hábitat a este grupo de animales y la construcción de abrevaderos provistos de rampas para que los anfibios puedan entrar y salir de estos sin ninguna complicación

Según el plan de gestión de la ZEPA, el área de Monfragüe destaca por la representatividad y abundancia de anfibios, destacando algunos como claves en la medida de conservación, la selección del sapillo pintojo ibérico como elemento clave en el presente plan, implica la aplicación de medidas de conservación que favorecen al conjunto de anfibios de la zona.

Otras especies que resultan beneficiadas con la selección de este elemento clave y la aplicación de medidas de conservación para el mismo: Triturus marmoratus, Alytes obstetricans, Alytes cisternasii, Pelobates cultripes, Bufo calamita, Hyla arborea, Hyla meridionalis, Rana perezi, Rana iberica, Pleurodeles waltl, Salamandra salamandra, Triturus boscai, Pelodytes punctatus y Bufo bufo.



Referencias bibliográficas:

- Plan de Gestión de la ZEPA “Monfragüe y las Dehesas del entorno”, ZEC “Monfragüe” y ZEC “Arroyos Barbaón y Calzones” http://extremambiente.juntaex.es/files/anexo5_doe/1_PG_MONFRAGUE_fllt.pdf

- Listado de Especies Silvestres en Régimen de Protección Especial (Real Decreto 139/2011, de 4 de febrero, para el desarrollo del Listado de Especies Silvestres en Régimen de Protección Especial y del Catálogo Español de Especies Amenazadas) https://www.boe.es/buscar/pdf/2011/BOE-A-2011-3582-consolidado.pdf

-La eutrofización de los lagos y sus consecuencias. Ibarra 2008 http://repositorio.utn.edu.ec/bitstream/123456789/720/1/06%20NUT%20099%20ARTICULO%