Impacto humano en el Parque Nacional Monfragüe

Charcas artificiales en Monfragüe



Localización: 39 50 55.5 N, 06 01 48.9 O.

Nos encontramos con varias charcas como esta en diversas partes del Parque Nacional. Este tipo de pequeñas masas de agua, en su mayoría, han sido generadas de forma antrópica y cuya finalidad era el abastecimiento de agua para varias especies de ganado de la zona.

No obstante, estas charcas (salvo en algunos casos) suelen presentar unos niveles altos de eutrofización, apreciable por el verdoso y por la turbidez presentes en sus aguas. Esto se debe principalmente a la actividad de la ganadería y a la de ciervos y jabalíes, que acuden para beber depositando sus heces, lo que provoca un incremento de los niveles de materia orgánica cuya consecuencia final es la aparición de un bloom de algas. Esto ocasiona un desequilibrio ecológico y una disminución o pérdida de la calidad de agua de los lagos.


Este proceso de eutrofización, provocado por la gran cantidad de nutrientes (nitratos y fosfatos principalmente), estimula el crecimiento de fitoplancton, lo que provoca la pérdida de transparencia del agua (que disminuye la fotosíntesis por la falta de luz) y aumenta así la descomposición de la materia orgánica. Todo a su vez, hace que disminuya la concentración de oxígeno (O2). Esta disminución de oxígeno va a provocar la muerte de organismos aerobios. Si no hay oxígeno se incrementan las fermentaciones y como resultado se desprenden gases tóxicos como el metano (CH4) y el amoníaco (NH3), SH2, etc. Todo esto conduce a una degradación del medio acuático y a la disminución significativa de la calidad de vida de los seres que lo habitan.


Estas charcas, al tener muy poco volumen de agua, son muy inestables, además que no siguen la dinámica ecológica natural debido a su pequeño tamaño, y a que han sido creadas en lugares no muy adecuados para su desarrollo natural adecuado. Algunos años tiene lugar una disminución del nivel de agua debido al incremento de temperaturas y a la falta de lluvias.

Por otro lado, estas charcas, funcionan como ecosistemas en los cuales pueden proliferar algunas especies de anfibios, como ranas, sapos, salamandras y gallipatos (especies gravemente amenazadas).



Referencias bibliográficas:

- VV.AA., 2009. Bases ecológicas preliminares para la conservación de los tipos de hábitat de interés comunitario en España. Madrid: Ministerio de Medio Ambiente, y Medio Rural y Marino http://www.mapama.gob.es/es/biodiversidad/temas/espacios-protegidos/red-natura-2000/rn_tip_hab_esp_bases_eco_preliminares.aspx

- La eutrofización de los lagos y sus consecuencias. Ibarra 2008 http://repositorio.utn.edu.ec/bitstream/123456789/720/1/06%20NUT%20099%20ARTICULO%20CIENTIFICO.pdf

- Centro de Interpretación de la Naturaleza del Parque Nacional Monfragüe

Comentarios

No hay ningún comentario

Añadir un Comentario: